- Sputnik Mundo, 1920
Internacional
Todas las noticias mundiales en un mismo portal informativo. Sigue de cerca lo que pasa en diferentes regiones del planeta.

Lada, Moskvich, Volga: autos soviéticos que brillan por las calles de Cuba | Fotos

© Foto : Carlos Rodríguez HerreraAutos soviéticos populares en Cuba
Autos soviéticos populares en Cuba - Sputnik Mundo, 1920, 01.02.2021
Síguenos en
La historia de las relaciones comerciales de Cuba bien pudiera contarse desde los carros que ruedan por sus calles. Sumado a los reconocidos almendrones, de procedencia norteamericana y fecha de fabricación antes de 1959, los autos producidos en la antigua Unión Soviética devienen herencia, patrimonio y medio de transporte insustituible.
La incorporación cubana al hoy extinto Consejo de Ayuda Mutua Económica (CAME) en 1972 propició relaciones y convenios con los Estados miembros del modelo socialista y permitió al país acceso a tecnologías a bajos precios, entre otros bienes. Así fue como llegaron a la Isla los principales vehículos que circulan por sus calles hasta hoy. 
De hecho, son precisamente los √©picos autos sovi√©ticos ‚ÄĒcomo Lada, Moskvich, Volga y Zil‚ÄĒ lo que ofrece a los visitantes de extranjeros la famosa sensaci√≥n de viajar en el tiempo y volver al pasado. No obstante, en los a√Īos siguientes a la ca√≠da del Muro de Berl√≠n en 1989,¬†ces√≥ el suministro de coches y componentes a Cuba, por lo que la gente tuvo que ingeniarse para mantener en funcionamiento sus 'carros rusos', como dicen los cubanos que, incluso, nombraron a uno de sus clubes especializados con tal denominaci√≥n.¬†
© Foto : Cortesía Carlos Rodríguez HerreraAutos rusos populares en Cuba
Autos rusos populares en Cuba - Sputnik Mundo, 1920, 11.02.2021
"Nosotros siempre decimos que mientras exista en el portaequipaje una buena pinza y un pedazo de alambre se soluciona cualquier problema", asegura a Sputnik el ingeniero Geovany Garayburu.
En esa √©poca los chapistas‚ÄĒmec√°nicos que trabajan con chapas met√°licas‚ÄĒ elaboraron puertas, tapas y guardafangos a partir de planchas de acero; los torneros creaban algunas piezas del motor y los mec√°nicos reparaban sistemas hidr√°ulicos, realizaban transformaciones peque√Īas y ajustes en los sistemas de frenado y cambio de caja de velocidad.¬†¬†
‚ÄčDesde hace aproximadamente dos d√©cadas, la flexibilizaci√≥n de pol√≠ticas migratorias y la decisi√≥n de Rusia de no exigir visa a los ciudadanos cubanos, posibilit√≥ la creaci√≥n de un canal para el comercio privado de partes y piezas; as√≠ como la apertura de tiendas estatales en Cuba y la aplicaci√≥n de una ley que favorece las modificaciones y adaptaciones mec√°nicas.¬†

¬ŅQu√© autos sovi√©ticos son los m√°s populares en Cuba?

Moskvich: pasi√≥n, cooperaci√≥n y a√Īoranza¬†
El propio Garayburu posee un Moskvich desde hace 34 a√Īos: "en la d√©cada de 1980 ese modelo se le otorgaba a los trabajadores m√°s destacados del pa√≠s. Fue as√≠ como lleg√≥ a nuestra familia el 6 de octubre de 1987. A√ļn tengo en mi memoria la alegr√≠a de la noticia, el olor del auto nuevo y la curiosidad por conocer cada detalle", confiesa.¬†
Fue el veh√≠culo donde aprendi√≥ a conducir, hizo sus ex√°menes para sacar la licencia y conoce al dedillo su mec√°nica y electricidad. Tambi√©n, se√Īala, lo ha acompa√Īado en los momentos m√°s significativos de su vida: su adolescencia, tres bodas y cuatro hijos. Su padre, d√≠as antes de morir, se lo concedi√≥ como legado y hoy prepara a uno de sus hijos para que tambi√©n lo herede.¬†
© Foto : Cortesía de Geovany GarayburuMoskvich-2138
Moskvich-2138 - Sputnik Mundo, 1920, 11.02.2021
"Miro con nostalgia las imágenes en YouTube de la fábrica AZLK, cómo quedaron sus oficinas, las líneas de producción, los autos montados en rieles a medio armar y siento una gran tristeza. Leí en el 2015 en Sputnik news que Renault pensaba adquirir la fábrica, pero no he escuchado más sobre el tema. Ojalá esto sea cierto y que vuelvan a salir a la calle los Moskvich", afirma. 
Precisamente, esa pasi√≥n lo llev√≥ a crear en 2016 el grupo Moskvich en Cuba en la red social Facebook, cuya idea inicial era agrupar a los amantes de ese modelo de autos, propietarios o no; crear un sitio para compilar informaci√≥n sobre el tema, desde la experiencia acumulada por mec√°nicos, electricistas y due√Īos, y concebir un mercado virtual de piezas de repuesto y servicios.¬†¬†
"Adoptamos como logo del grupo una imagen de la bandera cubana sobre la cual se superpone el símbolo de AZLK, emblema que traían en su careta los primeros carros de esa marca que arribaron al país. Actualmente, contamos con 53 000 miembros de más de 90 países y unas 126 publicaciones diarias", expresa Garayburu. 
Durante cinco a√Īos, los integrantes conformaron una red de apoyo y cooperaci√≥n, de ah√≠ que, algunos mensajes constituyan llamados de urgencia y otros, disponibilidad de auxilio. "Tuvimos un caso de un carro que se quem√≥ por completo y un amigo ped√≠a ayudar al due√Īo, enseguida aparecieron las donaciones", recuerda.¬†
© Foto : Cortesía de Geovany GarayburuVarios Moskvich-2138
Varios Moskvich-2138 - Sputnik Mundo, 1920, 11.02.2021
La p√°gina tambi√©n recoge historias conmovedoras como la del cubano Marcos Miranda, residente en Estados Unidos. √Čl y su padre ten√≠an un Moskvich 2140 y, al emigrar, debieron dejarlo en la Isla. En territorio norteamericano compraron un carro de ese modelo que hoy circula por las avenidas de la ciudad de Miami, del mismo color y marca similar al que ten√≠an.¬†
Por su parte, Alberto Dimitrov, un cubano residente en Inglaterra, durante un viaje a Bulgaria encontr√≥ en un granero un Moskvich abandonado que llevaba m√°s de dos a√Īos sin moverse, le pag√≥ 500 euros al due√Īo y se fue en su carro, atraves√≥ toda Europa y lleg√≥ hasta Reino Unido. Los miembros del grupo siguieron todo el recorrido.¬†
"Dimitrov contaba sus vivencias en el trayecto y subía fotos con su familia. Cuando llegó a Inglaterra y fueron a inscribir el auto pensaban que era un modelo inventado. Luego, durante el mantenimiento, se percató que los rodamientos estaban secos y había caminado toda esa distancia sin una gota de grasa", relata Garayburu. 
Para Garayburu el auto sovi√©tico siempre fue concebido como robusto, sencillo y ligero con gran adaptabilidad al contexto y condiciones clim√°ticas de la Isla. "Es de destacar la fortaleza del puente de direcciones cuyas partes son adecuadas en modelos de carros antiguos de peque√Īo porte yun motor que recibe f√°cilmente mecanismos de otras marcas".¬†
Agrega que en la Mayor de las Antillas sus due√Īos les hacen diversas transformaciones; algunas de las m√°s frecuentes son: cambios de motor por los de Lada, los de Peugeot XUD-9 y TUD-5 y, ahora, por los de Geely CK y Emgrand; y respecto a la caja de velocidad, las m√°s empleadas son las de 5 velocidades de Lada, Suzuqui Vitara u otras con tracci√≥n trasera.¬†
"También modificaciones en el sistema de embrague, sustitución parcial de la bomba o la esclava por una de otra marca o la eliminación del sistema original y la ubicación de un sistema de embragues por varillas o cable. La adaptación de plato opresor y disco de Lada o de Aleko para lo cual adecuan el volante del motor y el eje de mando de la caja de velocidad", explica. 
Enumera, asimismo, reformas como el cambio del servofreno y la bomba, los cilindros de frenos traseros y la conversión a un sistema de frenado por discos; innovaciones en el salón, la pizarra y el panel de instrumentos, las butacas, la incorporación de cierres centralizados en las puertas, colocación de ventanillas eléctricas, climatización, sistema de alumbrado interior y de sonido. 
© Foto : Carlos Rodríguez HerreraLADA-1600
LADA-1600 - Sputnik Mundo, 1920, 11.02.2021
Las reformas en el exterior, comunes a todos los autos soviéticos, corresponden a las tendencias de la moda en la esfera automovilística e incluyen pintura, empapelado de cristales, colocación de bandas blancas en los neumáticos, cambios de llantas a otras de aluminio y de espejos retrovisores. 
Lada: más que un club una familia 
Seg√ļn Carlos Rodr√≠guez Herrera, presidente del Club del Lada, en La Habana no exist√≠a un proyecto que reuniera exclusivamente a los amantes de esa marca. Fue as√≠ como, junto a un grupo de amigos, decidi√≥ fundar esa asociaci√≥n el 30 de octubre de 2020 con la idea de expandirlo a todas las provincias de Cuba.¬†
"Ese es un carro familiar y muy popular, y hoy somos una familia de 150 miembros. Si a alguno se le rompe el auto, acudimos varios a auxiliarlo sin ning√ļn inter√©s ni remuneraci√≥n. Incluso, tenemos un compromiso social y hemos planificado varias actividades de impacto en la comunidad", asegura a Sputnik.¬†
Dentro de esas iniciativas estuvo un recorrido por varios hospitales del capitalino municipio de Marianao, el cual incluy√≥ la entrega de flores y un homenaje a los m√©dicos que libran la batalla diaria contra el COVID-19. Tambi√©n la visita a un hogar de ni√Īos sin amparo filial, donde celebraron el cumplea√Īos de una de las peque√Īas.¬†
"En Cuba somos muy solidarios, de ahí que uno de nuestros objetivos sea causarle un bien al pueblo. Tenemos incluso un listado con las direcciones y contactos de cada uno y la variedad de profesiones: artesanos, profesores de historia, abogados, trabajadores de la construcción y mecánicos para ayudarnos entre todos", puntualiza Benito Albiza vicepresidente del Club. 
© Foto : Carlos Rodríguez HerreraEncuentro del Club Lada
Encuentro del Club Lada - Sputnik Mundo, 1920, 11.02.2021
Por su parte, la joven de 25 a√Īos y especialista en derecho Yoryana Lima comenta a Sputnik que su familia posee un Lada 2103 del a√Īo 1976, como resultado de una compraventa realizada desde hace aproximadamente 4 a√Īos. La selecci√≥n de ese carro respondi√≥, precisamente, a la actual posibilidad de importar piezas o la sustituci√≥n por otras de modelos diferentes.¬†¬†
"Desde mi corta experiencia, considero que son autos muy pr√°cticos, no muy grandes y bastante c√≥modos de manejar una vez te acostumbras. Son resistentes en cuanto a fabricaci√≥n y econ√≥micos respecto al combustible. En dependencia, del gusto o las posibilidades del due√Īo, he visto ladas con tim√≥n, asientos, pizarras, puertas y motor, diferentes al original", argumenta.¬†
Eduardo Díaz, profesor de ingeniería mecánica en la Universidad Tecnológica de La Habana, indica a Sputnik que, en su caso, cambió un carro soviético Volga 2410 por su actual Lada 2106. "No queríamos tampoco un carro americano, porque es atrasado, aunque incorpore modernizaciones y nos interesaba uno que, si bien poseía menor jerarquía o lujo, tuviera más piezas a la mano". 
© Foto : Cortesía Carlos Rodríguez HerreraLADA-2107
LADA-2107 - Sputnik Mundo, 1920, 11.02.2021
"El propio dise√Īo, resistencia, sencillez y mec√°nica favorecen que las reparaciones no necesariamente deban ser realizadas por expertos. No obstante, muchos conservaron componentes adquiridos en d√©cadas anteriores y eso les permiti√≥ atesorar un stock de piezas propio", indica.¬†
Fidelidad al auto soviético
Desde joven, Jorge Cabrera admiraba los autos empleados por los diplomáticos soviéticos en la Mayor de las Antillas. La marca Volga, sinónimo de exclusividad, lujo y elegancia, resultaba una de las más caras en los países socialistas. Cuando Jorge adquirió el suyo, modelo 2410, solo existían en el país diez carros particulares de ese tipo, los demás eran de uso estatal. 
Durante 14 a√Īos, mantuvo sin problemas la mec√°nica original. Hasta que en 1999 debi√≥ cambiar el motor por uno de Toyota 2L de petr√≥leo para economizar en combustible. "Es un auto muy resistente y las piezas poseen gran durabilidad. Su caja de 4 velocidades es fuerte y, cada cinco a√Īos reparo la direcci√≥n, pieza dedicada al control del veh√≠culo".¬†
© Foto : Cortesía Carlos Rodríguez HerreraAuto soviético LADA-2101
Auto soviético LADA-2101 - Sputnik Mundo, 1920, 11.02.2021
Si bien, en el actual parque automovil√≠stico ruso predominan marcas for√°neas como las alemanas Mercedes y BMW, la japonesa Lexus o la americana Chrysler, durante la etapa sovi√©tica los veh√≠culos principales de los altos dignatarios eran las limusinas blindadas marca Zil, con una producci√≥n de coches de lujo no superior a la docena por a√Īo.¬†
La primera unidad del Zil descapotable, modelo 111, basado en el Cadillac Fleetwood fue un regalo del exdirigente de la Uni√≥n de Rep√ļblicas Socialistas Sovi√©ticas (URSS), Nikita Jruschov (1953-1964) al l√≠der de la Revoluci√≥n Cubana, Fidel Castro. El modelo resalt√≥ por su elevada tecnolog√≠a para la √©poca, pues la capota cerraba autom√°ticamente tras apretar un bot√≥n.¬†
En 2018, tras 12 a√Īos sin exportar veh√≠culos marca Lada al archipi√©lago antillano y como parte de un convenio entre el gobierno de la Isla y la empresa productora rusa AvtoVAZ, llegaron a la Habana carros que fueron incluidos en los servicios de Cubataxi y el sector tur√≠stico. Tambi√©n en 2019 arribaron las denominadas GAZelles, modernos taxis ruteros responsables, en buena medida, del transporte en la capital.¬†
Lo √ļltimo
0
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
–ó–į–≥–ĺ–Ľ–ĺ–≤–ĺ–ļ –ĺ—ā–ļ—Ä—č–≤–į–Ķ–ľ–ĺ–≥–ĺ –ľ–į—ā–Ķ—Ä–ł–į–Ľ–į